Los finales de la animación japonesa (anime)

Si pudiera recolectar todo lo que escribí en distintos foros seguramente tendría material para mi blog para varios años. Afortunadamente algunas cosas guardé y hoy ordenando el disco rígido de mi compu redescubrí varios textos interesantes. Así que lo voy a compartir nuevamente.

En la animación japonesa hay dos tipos de finales: los bien hechos (que no abundan) y los fáciles.
Los fáciles son aquellos abiertos y/o trágicos.
En los finales abiertos los guionistas no se juegan mucho y dejan que cada uno se imagine lo que quiera. Dejar un poco abierta la puerta a la imaginación está bien, siempre y cuando los pilares fundamentales de la serie queden resueltos. No puede ser que cuando uno vea el episodio final no sepa si la historia terminó bien o mal. Eso es el extremo de los finales abiertos: dejar a libre interpretación todo. Y como sabemos, los japoneses no suelen hacer finales abiertos para futuras continuaciones como los yanquis. Por lo que cuando uno ve un final que no le gustó, la moraleja es: Now you're gonna carry that weight.
Por otro lado, tenemos los finales trágicos. En estos casos el final es cerrado: tus personajes favoritos se murieron y punto final a la historia. De esta manera los guionistas cierran toda posibilidad a interpretaciones y dolores de cabeza, logrando finales memorables, dado que las historias que terminan mal siempre quedan en la memoria, como ejemplo tenemos a Titanic, Gladiador, etc, por nombrar algunas que fueron éxito de taquilla (no nombro anime para no dar spoilers).
Y finalmente están los finales bien hechos que no sólo atan la mayoría de los cabos sueltos sino que también suelen sorprenderte. Ejemplo de esto son las series Saber Marionette, Orphen (no Revenge que fue puramente comercial), Macross, Rurouni Kenshin (manga), Monster, Full Metal Alchemist, etc.
Obviamente la necesidad de un final concluyente dependerá del género. No podemos comparar series como Slayers o Ranma1/2 con Evangelion, porque las primeras son comedia y la última es drama.
También hay que tener en cuenta si el anime está basado en un manga o novela. De ser así, cuando la fuente original sigue publicándose, el anime suele tener un final inventado por los productores o abierto.
Yo no pido que todas las series terminen bien, con los protagonistas casados y formando una linda familia, porque la realidad no es así. Pero últimamente la mayoría de las series japonesas tienen finales que dejan a sus espectadores bastante disconformes.
Da pena que las series y películas de anime tengan argumentos tan originales y personajes tan ricos de ser explorados, sobrepasando por mucho a las producciones norteamericanas, y finales tan pobres.
Conclusión: en los últimos tiempos los japoneses han demostrado no saber hacer finales, llegando al punto de enredarse ellos mismos con sus líneas argumentales y provocando, por ende, contradicciones y errores de continuidad.
Para hacer un buen final hace falta estrujarse la cabeza y jugarse.

3 comentarios:

· べりと · dijo...

Hola!!

me metí a tu blog para leer FMP, y mientras se bajaba comencé a leer tus entradas

o_o Tienes toda la razón! xD ¿Cuantos finales malos habré visto en mi corta vida de fanática? mas de la mitad!

=P

Anónimo dijo...

Al parecer niña estas acostumbrada a los finales occidentales (mexicanos? :S).
Pongo un ejemplo de como seria tu final perfecto
DA CAPO SECOND SEASSON
vamos... que eso no pudo terminar peor. (se me viene a la mente el final de alguna telenovela)

como que los finales abiertos son malos?
lo que pasa es que nuestras mentes occidentalizadas no estan preparadas para eso.

mario dijo...

XD,que casualidad, a mi me pasó lo mismo que a ti, べりと .
Yo creo qeu titania tiene toda la razon en que todos los finales de las ultimas series anime acaban igual(o al menos las que he visto).De cualquien manera creo que lo mejor es variar el tipo de final y no dejarnos siempre con ese final taaan abierto...