Cómo manejar en Buenos Aires


Si hay algo que marca nuestra forma de conducir es una frase que dijo un alemán que residía en nuestra ciudad: "Conducir en esta ciudad es increíble, es como estar en una carrera de Fórmula 1, pero con todos pilotos inexpertos".
Para aquellos que no hayan tenido el privilegio de conducir en Buenos Aires, y para los demás como recuerdo, estas son las "Reglas para conducir en Buenos Aires":

- En una autopista la regla numero uno es mantenerse en el carril de alta velocidad todo el tiempo que sea posible, y si alguien osara hacerle luces mírelo con odio por el espejo retrovisor.
- Si el auto de atrás insiste en avanzar ubicándose a centímetros de nuestro paragolpe trasero, la solución es simple, apriete los frenos, y así le mostrara de quién es ese carril.
- Si usted esta manejando un Ford modelo 60 a gas y ve un Mercedes 500 por el retrovisor que le hace señas, ni se le ocurra dejarlo pasar, él tiene que pasar por otro lado ya que debería tener en cuenta lo que a usted le costo llegar a la impresionante velocidad de 80 Km/h!
- Si Ud. viaja cómodamente en su BMW, Mercedes o similar auto de alta gama, por autopista a 100 Km/h, (siempre por el carril de alta velocidad obvio) y un auto viejo o de baja cilindrada le hace luces, no es que él quiera pasarlo, sólo lo esta saludando, no se olvide que esos autos de pobres nunca podrían pasar a una máquina como la suya, así que permanezca en su carril y si lo desea acelere a 160 Km/h para mostrarle a ese desgraciado la máquina que tiene y luego vuelva a la velocidad a la que venía inicialmente.
- Moleste sistemáticamente al que viene detrás, a la vez que hace luces y toca bocinazos al de adelante: Usted es superveloz y nadie lo puede superar.
- El momento indicado para abandonar el carril izquierdo es 400 metros después de ver el cartel que indicaba que faltaban 500 metros para nuestra salida, en ese momento simplemente se gira bruscamente el volante y listo.
- La palanca de las luces de giro sólo fue puesta para completar la simetría con el limpiaparabrisas.
- El uso indiscriminado de la bocina es capaz de liberar el tráfico de cualquier avenida en el horario de salida de la oficina.
- Nadie conduce mejor que usted.
- La prioridad de paso en esquinas para el que va por la derecha es un mito, la regla verdadera es: vehículo grande versus vehículo chico, paso para el grande, vehículo viejo versus vehículo nuevo, paso para el viejo y ante empates, acelere, el otro frenara para dejarlo pasar.
- Lea la nueva ley de tránsito: Las bicicletas, ciclomotores y motos pueden circular como quieran, donde quieran y en el sentido que se les de la gana.
- El peatón no tiene derecho a nada, pero cruza por donde quiere. Si tiene la cuota del seguro al dia, píselo, eso le enseñara a respetarlo.
- Las rayitas blancas en la esquina son para decorar el asfalto. No se sabe quién fue el irresponsable que les dijo a los peatones que deben cruzar por allí.
- El del auto de al lado es su enemigo mortal.
- Los fabricantes de autos cometieron una total incoherencia: Poner tres pedales cuando la gran mayoría de los conductores tiene sólo dos piernas. Solución: Suprima el del medio.
- Encender las luces intermitentes (balizas) lo habilita a hacer cualquier cosa que se le ocurra. No colocarlas, también.
- La luz roja del semáforo indica PELIGRO. Acelere a fondo y sálgase de allí cuanto antes.
- Cuando el muñequito del cruce peatonal empieza a titilar, ponga primera y empiece a adelantarse, no vaya a ser cosa de que él de al lado le gane.
- Cuando la barrera de trenes baja, JAMÁS respete la fila eso es cosa de tontos, adelántese en contramano hasta donde pueda y ponga su vehículo en diagonal, asi logrará la POLE POSITION que sólo Ud merece, no olvide que siempre habrá un imbécil que lo dejará pasar.
- Si tiene que doblar en una doble mano a la izquierda, simplemente deténgase y doble, los de atrás saben que Ud vive a dos cuadras de allí y que todos los días hace la misma maniobra.
- Si está manejando un TAXI, estos consejos están de mas, ya que Ustedes lo saben TODO, además las reglas de tránsito las crearon ustedes y no existe nada en el mundo mas importante que subir un pasajero, así que suerte y que a nadie se le ocurra apurarlos cuando están en esa tarea tan importante para nuestra sociedad. ¿Que sería del tránsito sin taxistas?
- Las ambulancias, bomberos y policía pueden esperar. Nadie en el universo tiene tanta necesidad de llegar a destino como usted.
Conclusiones: Es usted un gran conductor, Michael Schumacher no tendría oportunidad alguna al lado suyo, usted no corre en Formula Uno sólo porque tiene cosas mas importantes que hacer. En varias oportunidades ha hablado con Dios sobre automóviles, es más, él le ha pedido algún consejo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

jajaja. esto se parece mucho a mi pais. triste realidad, no??

El espíritu de Lord Félix dijo...

Que linda que es la Argentina, no?

Largentinidaaaaaa, al palo!